La importancia de BREEAM para el sector de la construcción

El papel que desempeñan los edificios en el cambio climático está en el punto de mira.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que los edificios consumen el 40% de la energía mundial y producen un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)1. Por tanto, la integración de la tecnología inteligente en las nuevas construcciones y la adaptación de los emplazamientos existentes se está convirtiendo en una decisión estratégica a largo plazo para las empresas, a medida que gestionan la evolución de la legislación medioambiental. En este ámbito, por tanto, una normativa clara y unos programas de certificación sólidos son fundamentales para llevar a cabo el cambio urgente y la aceleración de las medidas necesarias para cumplir los objetivos de sostenibilidad.

Si actuamos ahora, aún estamos a tiempo de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible relevantes para el sector de la construcción, y de seguir la hoja de ruta del Green Deal europeo. Para hacer frente a este reto, tenemos que abordar la sostenibilidad de forma holística, con un marco de triple resultado (TBL), que se centra tanto en las preocupaciones sociales y medioambientales como en los beneficios. Como apasionado defensor de las prácticas empresariales sostenibles y circulares, apoyo la teoría del TBL. Esta teoría postula que, en lugar de una línea de fondo, debería haber tres: los beneficios, las personas y el planeta.

Pero, ¿qué es lo que hace que un edificio sea sostenible y cómo se puede demostrar para las partes interesadas, que cada vez buscan más pruebas de su estado? Una forma es utilizar un método de evaluación de la sostenibilidad de los edificios, como la certificación BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method). 

Estamos increíblemente orgullosos de haber completado la evaluación de algunos de nuestros productos y soluciones de electrificación que, una vez instalados, mejoran el rendimiento de los edificios según las certificaciones BREAAM. Nuestras soluciones han sido reconocidas según tres certificaciones BREEAM para los mercados internacional, británico y holandés. Pero considero que este hito es algo más que una pluma en nuestra gorra. El producto y las soluciones, especialmente en las categorías de gestión de la energía, salud y bienestar y gestión del agua y los residuos, conllevan importantes ventajas para arquitectos, promotores, empresas inmobiliarias, consultores y especificadores, ventajas que van más allá de la necesidad de “hacer lo correcto”.

Yo sostengo que, se mire como se mire, conseguir certificaciones verdes es simplemente un buen negocio.

El porqué y el qué de BREEAM

Para cumplir los objetivos de reducción de emisiones para 2030 establecidos por el Acuerdo de París, el sector de la construcción necesita aumentar significativamente el ritmo de renovación de la eficiencia energética de los edificios. Y tiene que abordar las renovaciones existentes, así como la generación y adquisición de energía renovable. 

En pocas palabras, BREEAM existe para evaluar la sostenibilidad a largo plazo de un proyecto de construcción, aplicar una calificación y hacer recomendaciones sobre cómo se pueden mejorar esas calificaciones. Nuestros clientes lo utilizan para asegurarse de que los edificios cumplen con los requisitos de construcción, funcionamiento y diseño sostenibles. La certificación ofrece un marco de evaluación versátil que abarca todo el espectro de actividades, incluidos los planes de uso, renovación y rehabilitación, así como los nuevos desarrollos. Con más de un tercio de los promotores que buscan una certificación BREEAM, su popularidad e importancia en la industria no puede ser exagerada. Y su popularidad sigue creciendo.

Beneficios en toda la cadena de valor

Creo que la certificación de sostenibilidad es cada vez más importante por varias razones. Desde el creciente número de requisitos impuestos por las autoridades locales hasta los numerosos beneficios sociales, económicos y relacionados con la salud y la comunidad, las medidas de sostenibilidad en los edificios se han convertido en una parte integral de la lista de control y el proceso de toma de decisiones del inversor moderno.

Naturalmente, estas normas también han contribuido a una mayor atención a las estrategias de desarrollo que minimizan los residuos de la construcción, reducen las emisiones de CO2 y salvaguardan los biotopos y los hábitats de la fauna. Se trata de beneficios cuantificables que son realizables en todo el espectro de partes interesadas, desde el promotor hasta el propietario y el inquilino. 

Otro beneficio crucial de la certificación está relacionado con la identidad de las empresas de construcción y arquitectura en un mercado muy escudriñado.  Innovate UK (antiguo Consejo de Estrategia Tecnológica del Reino Unido) lo describe como una forma de que las empresas “se diferencien en un mercado competitivo con una marca de calidad muy visible, autorizada y reconocida internacionalmente”. Profundizando aún más, la encuesta realizada por la Asociación de Investigación e Información de Servicios de Construcción (BSRIA), con sede en el Reino Unido, sobre el valor de BREEAM sugiere que, desde una “perspectiva social”, el reconocimiento del sector es el beneficio más importante, seguido de las ventajas en materia de relaciones públicas y responsabilidad social corporativa (RSC). De hecho, aproximadamente el 40% de los promotores encuestados consideraron la RSC como una de las principales razones para obtener la certificación.

La perspectiva del promotor: El informe del World Green Building Council expone los “argumentos comerciales a favor de la construcción ecológica”. Sugiere que los precios de venta de los edificios ecológicos certificados aumentaron hasta un 30% en comparación con los edificios convencionales que cumplen con los códigos. Además, según el Urban Land Institute, la protección de los activos para el futuro, la mejora de la resistencia y la reducción de los riesgos son consideraciones vitales para el sector inmobiliario.

La perspectiva del propietario: Según el mismo informe, la certificación puede aumentar las tasas de alquiler de los edificios hasta un 24,9% en comparación con los edificios convencionales que cumplen con los códigos. El informe de DLA Piper de 2014 sugiere que el 38% de los encuestados identificó la preservación o el aumento del valor como el principal beneficio de los inmuebles sostenibles, seguido de la reputación (18%) y la reducción de los costes energéticos (15%). Si a esto le añadimos los menores costes operativos asociados a las iniciativas centradas en la sostenibilidad, el argumento comercial a favor de los edificios ecológicos resulta aún más atractivo.

La perspectiva del inquilino: El documento de investigación Benchmarking energy use of building environmental assessment schemes (Lee, 2012) analiza las características de los distintos sistemas de certificación y muestra que BREEAM tiene en cuenta los datos de funcionamiento y rendimiento, una característica que lo diferencia de sus competidores. Esto se ve reforzado por la encuesta BSRIA Value of BREEAM, en la que el 43% de los encuestados identificó el ahorro de costes operativos entre los beneficios de BREEAM. En particular, el informe hace hincapié en cómo BREEAM fomenta el uso de controles inteligentes y medición inteligente, que pueden facilitar un mantenimiento y rendimiento eficaces y, por tanto, reducir los costes asociados.

Es fácil hacerlo

Ante todo, considero que esta certificación es un testimonio de nuestra determinación de seguir siendo un contribuyente clave a la economía circular y a la reducción de los gases de efecto invernadero. En esta posición subyace la convicción compartida de que BREEAM puede ayudar a reducir los efectos negativos de la construcción. A medida que avancemos, me interesará especialmente cómo los efectos positivos de la contribución de nuestros productos a los créditos con los edificios evaluados por BREEAM se traducen en mayores beneficios para nuestros clientes, y cómo repercute en el uso de materiales en las obras de construcción. 

Por supuesto, como toda empresa sabe, no basta con tener una gran tecnología. Nuestra filosofía se basa en el principio de que una gran tecnología debe diseñarse con la facilidad como principio básico, desde la facilidad de compra e instalación hasta la facilidad de asistencia. Desde este punto de vista, nuestros productos que proporcionan créditos BREAAM son un paso clave en el viaje que emprendemos con nuestros clientes: facilitar la aportación de beneficios sostenibles al entorno construido.

Conozca más sobre cómo los productos y soluciones de ABB pueden contribuir a la certificación de edificios BREEAM aquí.  

1 http://www.euenergycentre.org/images/unep%20info%20sheet%20-%20ee%20buildings.pdf  

Categorías and Etiquetas
Sobre el autor

Marie-Sofie Seger

Marie-Sofie leads sustainability initiatives in ABB’s Smart Buildings division. Together with the global and local functional teams, she embeds sustainability practices and the circular economy in everyday business which contributes to a more sustainable built environment. She also leads the circular economy implementation for ABB Group. Marie-Sofie graduated with honors from the Aalto University School of Chemical Engineering as M.Sc. Tech in 2018. She began her professional career working with sustainability in the ABB Wiring Accessories unit in Porvoo, Finland. In this role she managed the first project where post-consumer recycled material was implemented in wiring products. Marie-Sofie continued her career by developing the ABB Smart Buildings circular economy initiative together with a cross-functional team. This was followed by her appointment as Circular Economy Product Innovation Manager for the ABB Smart Buildings Global Product Group BHAS, where she works together with the business functions responsible for embedding circular economy considerations in the business.
Comentar esta publicación