La colaboración en I+D clave para innovar en un futuro sostenible

Al llegar al último trimestre del año, me siento inspirada por los progresos logrados en nuestro compromiso con la sostenibilidad.

La pasión por innovar para proteger nuestro planeta es la base de nuestros esfuerzos en I+D, y para mí el mantra de 2021 debe ser «la energía más verde es la que no consumimos». Permítanme explicar lo que esto significa para nosotros en la práctica.

Reducir, facilitar e innovar

Consumir menos energía es fundamental para reducir las emisiones de carbono, y esto va unido a la reducción de la factura energética. Hemos desarrollado tecnologías digitales que permiten una gestión más inteligente tanto del lugar de trabajo como del hogar y la red eléctrica, haciéndolos todos más eficientes.

Estamos descarbonizando nuestras propias instalaciones y fábricas integrando soluciones de automatización de edificios y gestión de la energía con paneles solares, almacenamiento en baterías y puntos de carga de vehículos eléctricos. Nuestros sistemas inteligentes ayudan a los administradores de edificios de todo el mundo a controlar las cargas y el consumo de energía para reducir los costes y las emisiones.

En lo que respecta a nuestras prioridades en I+D, tras la reducción de la demanda lo siguiente es permitir la proliferación de las energías renovables en la red. Absorber más energía solar y eólica conlleva más desafíos de control y nuestros equipos están ideando soluciones inteligentes. Combinando las tecnologías 5G con nuestras innovadoras soluciones digitales de protección y control de subestaciones, permitiremos, por ejemplo, que las redes del Reino Unido acepten niveles cada vez mayores de energía renovable.

Si queremos alcanzar nuestros objetivos climáticos globales, tenemos que facilitar la proliferación de las renovables en la red con mayor rapidez. Es así de simple (…y complejo).

Materiales sostenibles

Además de estudiar lo que podemos reducir, también miramos lo que podemos reutilizar, y voy a centrar la atención en la innovación sobre nuestro uso de materiales sostenibles.

Cada año vendemos cientos de millones de productos que contienen plástico: pequeños interruptores, disyuntores y cajas de conexiones que se usan en todas partes, tanto en aplicaciones comerciales como residenciales. Son productos con un grandísimo volumen, por lo que fabricarlos con lo que sería material de desecho tiene un impacto enorme en la sostenibilidad.

Nuestra iniciativa de fabricar algunos de estos artículos con plástico reciclado reduce los residuos y las emisiones de CO2, utiliza los recursos del planeta de forma más eficiente y refuerza nuestra relación con los clientes, que buscan soluciones cada vez más sostenibles.

Aunque los materiales y productos en sí mismos pueden ser invisibles para la mayoría de nosotros, no obstante están ahí ayudando a hacer un mundo mejor con cada contribución.

Colaboración diversa

Son los desarrollos seguros, inteligentes y sostenibles como estos los que quiero celebrar, recordando la importancia de la colaboración. A lo largo de los próximos meses, mis colegas de I+D compartirán sus puntos de vista sobre las innovaciones que están apoyando, destacando la diversidad de pensamiento inherente a cualquier innovación. 

No se puede resolver un problema complejo si no se mira desde todos los ángulos, y necesitamos que todos los habitantes de la Tierra trabajemos juntos para resolver nuestros retos globales. Un futuro sostenible debe ser para todos y solo lo conseguiremos trabajando unidos. 

Informe sostenibilidad de ABB: ver

Categorías and Etiquetas
Sobre el autor

Amina Hamidi

Amina Hamidi joined ABB in 1998 as a Research Scientist and Project Manager and has held a number of positions with increasing responsibility both in R&D and on the business side up until August 2017, when she was appointed Chief Technology Officer for the Electrification business of ABB. Now she leads a team of scientists and engineers focusing on both customer needs-driven and technology disruption-oriented R&D. She has a Ph.D. in Electrical Engineering from the French National Research Institute for Transportation Systems (INRETS).
Comentar esta publicación