Comprender y ahorrar en el consumo energético de tu empresa en un clic

¿Quieres saber cómo un organismo público, con toda la burocracia que le precede, puede llegar a ahorrar más de 2M€ en su factura eléctrica en 1 año?

¿O cómo, en tan solo una semana, una industria líder en su sector puede pasar de no tener ni idea de su consumo energético general, a tener un control absoluto sobre los consumos y costes de todas sus máquinas y líneas de producción? Entonces sigue leyendo. Pero antes de discutir todo eso, hablemos de por qué debemos preocuparnos por la energía y la eficiencia.

¿Por qué la eficiencia energética debería ser la prioridad de nuestra agenda?

 Si bien el ahorro de costes y los precios de la energía en aumento son un factor, e importante, el problema más significativo es nuestro planeta y sus recursos limitados. Una vez que se hayan utilizado, no quedará nada para las generaciones futuras. Lo peor es que a medida que la emisión de carbono continúa creciendo, la temperatura aumentará, causando incendios forestales cada vez de forma más frecuentes, lo que aumentará el problema del calentamiento global, dañando la biosfera y provocando que los niveles del mar aumenten a medida que las capas de hielo se derriten en los polos, lo que agravará aún más este problema. Si no queremos causar un daño irreversible, tenemos que actuar de manera urgente, para evitar que las consecuencias las suframos no solo nosotros, sino nuestros hijos y nuestros nietos. Por lo tanto, y especialmente, debemos hacer nuestro esfuerzo para reconstruir el mundo y garantizar que nuestro planeta esté aquí para que lo disfruten las generaciones futuras.

Mejorar la eficiencia energética puede parecer una tarea desalentadora, pero existen regulaciones y pautas que ayudan, como en el Real Decreto 56/2016, que requiere que las empresas implementen un sistema de gestión de la energía basado en datos operativos actualizados, medidos y verificables sobre el consumo de energía de las instalaciones. Además, la directiva europea ISO 50001 guía a las empresas sobre cómo gestionar de manera responsable y sostenible su consumo de energía. Asimismo, existen leyes regionales y locales que ayudan a todos a adoptar medidas de control energético, como la Ley de sostenibilidad energética del País Vasco, entre muchas otras.

Bien, pero… ¿por dónde empiezo?

 El primer paso es saber cuánto estás consumiendo aquí y ahora. Se trata de implementar el ciclo “Medir-Analizar-Actuar”:

  1. Medir: “No puedes gestionar lo que no puedes medir”, decía Peter Drucker, padre del pensamiento administrativo de la posguerra. Y es que debemos conocer y entender el comportamiento de la energía para poder optimizarla.
  2. Analizar: Una vez tenemos los datos que necesitamos, tenemos que organizarlos y analizarlos. Este análisis nos permitirá orientar nuestras acciones hacia el camino correcto, con el fin de reducir el consumo energético de nuestros equipamientos.
  3. Actuar: Tras haber realizado un análisis detallado de los datos, nos toca concluir con unas acciones concretas que contribuyan a la reducción del consumo energético. Una vez realizadas las acciones, volveremos a iniciar el proceso de mejora continua para seguir optimizando “nuestra” energía.

Para implementarlo, ¿qué tengo que hacer?

Las soluciones Supervisión energética IIoT de ABB Ability™, están basadas en la fórmula: producto (o hardware) + conectividad + software = solución.

  • Productos inteligentes: ABB ofrece el portafolio más amplio del mercado en sensórica o producto para la medición de la energía, por ejemplo: contadores de energía (como la solución de ABB Ekip Up), analizadores de redes, relés inteligentes, sensores de temperatura, etc.
  • Conectividad: El IoT (Internet de las Cosas) es la pieza clave, que permite acometer la medición de cualquier instalación, dotando a los dispositivos (las cosas) de conectividad a través de Internet.
  • Software: La combinación de producto + conectividad nos permite realizar la medición y recolecta de datos, pero necesitamos un “espacio” donde almacenar, organizar y analizar esos datos. La solución Supervisión energética IIoT de ABB Ability™ provee de una plataforma de gestión de la energía, basada en tecnología en la nube (Cloud), con una interfaz ultra intuitiva, directamente vinculada con los dispositivos ABB o con terceros, que automáticamente realiza la recolecta de datos y los organiza en base a las necesidades del usuario. Además, la propia herramienta está dotada de inteligencia artificial, gracias a ciertos algoritmos que se realizan en la nube, lo que posibilita que la propia plataforma “asesore” al usuario sobre qué acciones debe ejecutar o cómo puede ahorrar.

Toda la información a un solo clic

La solución de Supervisión energética IIoT de ABB Ability™ permite acceder a la plataforma de monitorización desde cualquier dispositivo: ordenadores, smartphones, tabletas, …en cualquier punto del planeta. Además, la extrema sencillez y rapidez de la plataforma de monitorización, desarrollada para usuarios no expertos, reduce el tiempo y los recursos invertidos en la gestión energética de su instalación de la propiedad y centraliza la toma de decisiones con una visión global del negocio.

¿Sirve para mí?

Gracias a su flexibilidad y escalabilidad, la solución Supervisión energética IIoT de ABB Ability™ se puede aplicar en tanto en el segmento terciario (edificios de oficinas, comercios y zonas de ocio, instalaciones públicas o turísticas) como en el industrial (naves industriales, plantas de procesos, plantas y centros logísticos). En ABB ya hemos ayudado a nuestros clientes nacionales, como en el proyecto Smart City del Ayuntamiento de Zaragoza, como internacionales, en la compañía pública de agua Consorzio di Bonifica Veronese (CBV) de Italia. Y tú, ¿a qué esperas para empezar a entender y gestionar la energía de forma inteligente?

Categorías and Etiquetas
Sobre el autor

Oriol Valls

Me apasionan las nuevas tecnologías relacionadas con el mundo digital y soy un enamorado del sector startups. Esta mezcla me hace disfrutar, cada día, del trabajo que desempeño en ABB como Business Developer de Soluciones Digitales. Me dedico a orientar al mercado y a los clientes para mejorar la eficiencia, productividad y calidad de sus procesos, a la vez que reducen el impacto ambiental, empleando soluciones y servicios digitales de valor añadido. Mis compañeros me consideran cercano, optimista, honesto y trabajador. Amo el deporte, el cine y los libros.
Comentar esta publicación