Cómo la selectividad ayuda a aumentar el confort de una instalación eléctrica moderna

Conoce cómo el uso de aparatos protectores selectivos en las redes de distribución eléctrica previene las caídas totales del suministro eléctrico.

¿Un corte de luz durante un partido de la Eurocopa? Inconcebible, ¿verdad? Los aparatos protectores selectivos  previenen una caída total. Pero ¿qué significa la selectividad en este contexto?

Imagina que vas a ver un partido de la Eurocopa y, justo antes del saque inicial, se corta el suministro eléctrico. Caída total, en toda la vivienda. Inconcebible, ¿verdad? Bueno, ¡no tanto! ¿Recuerdas la semifinal de la Eurocopa entre Alemania y Turquía, allá por 2008? Un corte del fluido eléctrico impidió la retransmisión del partido durante seis minutos. Para los hinchas alemanes, el único consuelo durante esos minutos interminables fue la retransmisión hablada de Bela Réthys.

Pero evitar una caída total del suministro no es tan difícil como parece: el uso de aparatos protectores selectivos en las redes de distribución eléctrica evitan una caída total del servicio.

Sin embargo, considero que una de las exigencias básicas de nuestro tiempo es que la energía eléctrica debe estar siempre disponible, en todo momento y de inmediato. Al fin y al cabo, la electricidad está siempre ahí, en los enchufes.

En las viviendas particulares, los cortes son siempre incómodos y molestos, pero cuando esto sucede en las empresas y plantas de producción la caída del suministro puede suponer fácilmente unos costes considerables.

Pero ¿qué significa la selectividad si hablamos de los interruptores automáticos?

¿En qué consiste la selectividad?

Es posible que ya hayas oído el término selectividad en otros ámbitos, tales como el de los interruptores automáticos u otros dispositivos protectores. La selectividad debe garantizar que, incluso en caso de una caída, el mayor número posible de componentes de una red eléctrica se mantengan en marcha y solo salte el elemento de protección instalado en la posición más cercana al fallo. Justo en los circuitos finales – al que, por ejemplo, se conectaría un televisor –, la selectividad debe lograrse tanto en caso de sobrecarga como ante las corrientes de cortocircuito. De esta forma, solo se separa de la red una parte pequeña de la instalación eléctrica; mientras que los demás circuitos eléctricos que se encuentran en buen estado siguen recibiendo alimentación. Para que la final del campeonato llegue a nuestro televisor si el vecino sufre un cortocircuito.

¿Dónde se utiliza la selectividad?

El comportamiento selectivo de los aparatos de protección es necesaria prácticamente en cualquier lugar. Para la protección de las personas, de los cables y las conducciones, es importante elegir aparatos dotados de comportamiento selectivo, además de un buen diseño de las instalaciones. En esta última área, se debe tener en cuenta la división de los distintos grupos de consumidores entre los distintos circuitos eléctricos.

¿Qué ventajas aporta la selectividad?

En las instalaciones eléctricas, la selectividad aporta:
• La garantía de seguridad de la instalación y las personas en todo momento, dado que no se desconecta indebidamente ningún circuito eléctrico que, posiblemente, alimente dispositivos asociados a la seguridad.
• La reducción de los efectos en otros componentes del sistema.
• La minimización de los daños o de los esfuerzos innecesarios en los componentes.
• La garantía de una elevada disponibilidad de una instalación eléctrica (minimización de paradas).
• Una alta seguridad de suministro.
• Rápida localización y eliminación de cualquier avería, ya que solo se desconecta una parte pequeña del sistema.

La importancia de la selectividad resulta evidente con el simple ejemplo de la final de la Eurocopa. Pero hay una buena noticia: en los interruptores automáticos selectivos de los circuitos de distribución y finales, ni tú ni tu electricista tendréis que realizar ningún cálculo, comparar tablas ni rezar para que todo funcione.

Una solución sencilla para los circuitos de distribución y finales

Los interruptores automáticos principales selectivos de las series S750 y S750DR de ABB aportan una solución a los problemas de selectividad existentes y, mediante a su tecnología innovadora, hacen posible una distribución eléctrica vanguardista con una óptima disponibilidad de las instalaciones.

Gracias a su principio funcional especial, permiten una total selectividad respecto de los interruptores automáticos postconectados. Además, su construcción especial garantiza el cumplimiento fiable de su función protectora y de forma independiente de las alteraciones de la red o de la forma de la red.

Si lo hubiéramos sabido antes… ¿verdad? Pero después de la Eurocopa siempre viene la Copa Mundial. Aún estás a tiempo para modificar la instalación eléctrica y evitar cualquier posibilidad de cortes eléctricos para disfrutar de la final de 2018.

Categorías and Etiquetas
Sobre el autor

Florian Krackhecke

Trabajo en ABB en el área de productos de baja tensión, como responsable de marketing de productos para instalaciones. Mis principales actividades son el asesoramiento de ciclo de vida para interruptores automáticos y nuestro sistema de aparamenta modular Smissline TP. En este contexto, compongo el "mix" de marketing idóneo y apoyo el negocio diario operativo. Lo que más me gusta hacer es explicar mis productos y visitar ferias y eventos para informarme sobre las nuevas tendencias, productos, aplicaciones y soluciones en el marco de la alimentación eléctrica y la distribución de instalaciones de baja tensión.
Comentar esta publicación